Es un lío

La relación entre las empresas y sus clientes intermediada por las nuevas tecnologías es todavía un lío, por no decir un desastre. Si bien tiene todo el sentido la incorporación de las nuevas tecnologías a la empresa, su aplicación en el ámbito de la relación con los clientes no parece haber sido pensada con la intención de beneficiarles a estos últimos. Cómo avanzar en la decisión de compra de un bien o servicio de empresas con presencia on line y tiendas físicas, es todavía un terreno pantanoso en el que los clientes nos movemos con excesiva inseguridad. Podría echársele la culpa al cliente, que es lo fácil, o reflexionar acerca de si la manera en la que las empresas están respondiendo a las demandas de información y claridad y seguridad en los procesos de compra es la adecuada. Mi experiencia personal coincide con estudios recientemente publicados en los que los canales de comercialización basados en las nuevas tecnologías aún son incapaces de ganarse nuestra confianza. Pongo algunos ejemplos: una agencia de alquiler de coches que no proporciona su servicio y no devuelve el pago recibido, un producto comprado por la web que no responde a lo que se esperaba, servicios de atención al cliente deslocalizados, que obligan a hablar en otro idioma y que son muros sordos e infranqueables… Es evidente que el fallo no está en la tecnología sino en los procesos establecidos. En todos se observa un defecto común: el alejamiento (paradójicamente) en la relación con el cliente, la eliminación del trato personal con él, o la nula asunción de responsabilidades, aunque todo esto se camufle detrás de una tecnología que parecería defender todo lo contrario. Es verdad que hay casos en los que estos procedimientos establecidos parecen funcionar, pero me temo...

¡Despierta!

¡Despierta! ¡Avívate! Ponte un reto extraordinario, crea en ti una persona nueva, capaz de ponerse al servicio de los demás. Adquiere ese compromiso y mantenlo pese a todo. Con tu historia pasada, con tu preparación que consideras insuficiente, puedes llegar a ser ese a quien admiras. Decide cambiar, abandona la inercia, ponte en marcha y renuncia a tus miedos ahora...

Queda contigo 16Feb

Queda contigo

Mira la agenda y observa todas las citas anotadas. ¿Cuántas de ellas son contigo? Todas con otros, como si tú no contaras. Tienes que cerrar tiempo para ti, para elaborar tus planes, para hacer ejercicio, para meditar o contemplar, para estar en silencio. No sirve esperar a disponer de los restos de tiempo sobrantes. Al no contar con esos momentos estás olvidando tu actividad principal: la de construir tu propia vida, la de tu obtener un mínimo bienestar. Se te ha olvidado que son esos ratos los que te permiten ser creativo y progresar. Se necesita fortaleza para ponerse el primero de la lista en esas ocasiones. Temes dar la imagen de ser un egoísta. Pero cuanto más respetes tu tiempo más podrás estar en condiciones de servir mejor a los...

Hazlo por nosotros

Hazlo por los demás, aunque no se enteren ni sepas quienes son. Sal de tus problemas y angustias y empieza a crear. Construye algo donde antes estaba vacío. Día y noche, sin miedo, contra viento y marea. Sin abandonarte a la desgracia. No hay coraje mayor. No lo hagas por ti, sino por nosotros. Es una paradoja, aunque estés aislado, encerrado en ti mismo, trabajando tú solo, eso que haces de manera heroica por nosotros nos va a llegar de forma no imaginada y tendrá impacto. Gracias por tu...

Sus opiniones 14Feb

Sus opiniones

Todo es una elaboración de tu mente. Las opiniones de otras personas, sus juicios, los has asimilado como rasgos de tu propia personalidad. Te han dicho que eres inútil o malo, perezoso o desorganizado, cobarde o descuidado. Pero nada de eso puede definir en verdad quién eres. Esos comentarios, influidos por estados de ánimo, por el buen o mal humor de otros, no han condicionarte ni son acertados. En cualquier caso tu supuesta personalidad tampoco puedes tomarla como algo determinante. Tienes que abandonar todas esas características que parecen definirte, dejar de lado las historias de tu pasado y emprender un nuevo camino de manera decidida. Sólo necesitas tener claro lo que debes hacer y sacar el coraje necesario para realizarlo. Y ésta no es una cualidad excepcional, ni de sólo unos pocos. La compartes con todos aquellos héroes a los que...

El espejismo del control...

Te equivocas si piensas que puedes controlar a alguien. Si de verdad crees que eres capaz de controlar a otros, reflexiona entonces acerca de quién te controla a ti. Es inútil perder el tiempo tratando de controlar a nadie. Busca en cambio establecer relaciones, basadas en la confianza por descontado, que te den la oportunidad para influir. Y permite que los demás encuentren su camino aunque no coincida con el...

Estás mayor

Estás tan mayor que todos te dan por amortizado. Sin embargo, te sientes más joven y con más energía que nunca porque ahora sabes exactamente lo que quieres hacer. Ese es un secreto que sólo los mayores conocen. La creatividad y el dinamismo crecen en ti mientras quienes te rodean piensan que ya estás acabado. Pero lo que debilita es hacer lo que otros quieren que realices, adivinar lo que esperan de ti y tratar de satisfacerles. Mientras que tu osadía y determinación generan la energía que manifiestas. Decide sin temor hacer lo que realmente...

Ociosidad

Hay un autor que considera la vida como un período entre dos eternidades de ociosidad. La imagen tiene su gracia y puede servir para alejar toda tentación de estar ocioso, algo contra lo que siempre se ha de luchar. Al propio ego le cuesta actuar y crear algo. Es algo que todos experimentamos. Vencer esa resistencia exige coraje, tanto, que lo habitual es observar a gente incapaz, bloqueada. Pero a la vez, hoy día disponemos de los recursos precisos para salir de esa situación y empezar a producir, en cualquier profesión y para realizar cualquier tarea. Puedes empezar por desarrollar un nuevo yo, con una personalidad diferente que te abra a nuevas oportunidades para asombro y desesperación de tu viejo y acomodado yo. Si no te quedas parado, el mundo a tu alrededor te reconocerá sin que debas promover específicamente tu imagen. Y les...

Tus proyectos

Entra en tu despacho o oficina…, ¿dónde están tus aspiraciones?, ¿dónde pueden leerse tus objetivos?, ¿dónde encontramos tus metas? Si en tu trabajo manejas partidas y asignaciones presupuestarias que orientan tu actuación profesional, para tus propios proyectos mira de hacer lo mismo. Ponlos por escrito, asigna cifras y fechas, y tenlos al alcance de la vista. Al hacerlos presentes te proporcionarán la determinación necesaria para cambiar lo que sea preciso y...

Objetivo: Reducir el e-mail...

Está comprobado que, si realizas un trabajo profesional, basado en la aplicación de conocimientos, empleas excesivo tiempo y energías en la gestión de la bandeja de entrada de tu correo electrónico. Hay estudios que lo cifran en media, en un 28% de tu tiempo. A esta disfunción se ha llegado como consecuencia de utilizar el correo como la herramienta primordial para mantener conversaciones, intercambiar ideas, transmitir información, avisar las reuniones, o compartir imágenes, vídeos y documentos. El buzón de entrada se ha convertido en la opción más cómoda para que todo el mundo te haga llegar sus peticiones, que además es capaz de absorber más entradas que si las atendieras en persona. De la necesidad de reducir esta carga de trabajo han surgido innumerables aplicaciones, herramientas, métodos o extensiones que intentan ayudar a lograrlo. Son tantas las sugerencias que se proponen para aumentar la productividad que es difícil seguirlas todas; pero entre las más recomendables y establecidas están las siguientes: Consultarlo sólo dos o tres veces al día y asignar tiempos concretos para trabajar en él. Establecer reglas para que los correos se ordenen a su entrada de manera automática. Definir con claridad el campo del asunto para poder recuperarlos con rapidez y facilidad. Tener todos los correos archivados para poder trabajar con orden y concentración. Disponer de un sistema de recordatorio para acceder a correos importantes pendientes. Utilizar códigos de colores para determinar prioridades. Transformar los correos en tareas de modo que ninguno se quede sin atender. Disponer de plantillas para simplificar la redacción de correos similares y habituales. Darse de baja de listas de correos innecesarias. No escribir más de dos párrafos o cinco frases en cada correo. Tienes que asegurarte que el tiempo que dedicas a los correos sirve para algo,...

Comunica

Compartir la misma sala no hace equipo. Trabajar en el mismo lugar no significa que hayas desarrollado una relación con los que te rodean. No importa cuál sea  la situación, en el trabajo o en el hogar, personal o profesional, directivo o subordinado, la comunicación es lo que permite resolver problemas o cerrar acuerdos. Sólo la comunicación permite establecer un vínculo. Llama, escribe, queda… Comunica todo lo que puedas, hasta el exceso. Nunca es suficiente. Si te parece que te pasas, estás sólo a mitad de camino. Y ten presente que lo que has comunicado nunca es lo que has dicho, ni lo que han entendido, sino lo que han...

El río

Tu organización fluye como las aguas de un río. Unas veces con rapidez y otras mansamente. Nunca avanza en línea recta ni de forma ordenada. Es caótica, de un meandro a otro, en parte incluso a contracorriente. Está compuesta de personas, y por eso tus proyectos y sus plazos serán siempre un lío y mirarán de escapar a tu control. Deja de pelear por ello. No te preocupes o penalices cada falta o error. Espera a identificar patrones y tendencias. Igual basta una pequeña y sutil intervención de cuando en cuando para corregir el rumbo y...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies